El Chozo De La Calleja

Escribe al propietario/a sin compromiso

Alquiler completo / Exclusivo

2 casas , 2 habitaciones , 1 baño

Capacidad: de 4 a 8 personas.


Descripción del alojamiento

Núm. de Homologación: 19012311402 | Casa Rural

Situación del alojamiento: Aislada | Cerca de la Playa: No, y de la Montaña: | Acceso asfaltado: No

El Chozo de la Calleja se encuentra en Alboreca, una de las 29 pedanías distribuidas por la región seguntina.

Es un lugar ideal para tomarte unos días libres que te permitan dejar a un lado el estrés y poder gozar de la tranquilidad de no llevar más cargas en un entorno natural en el que reina la calma y el sosiego de forma mucho más asequible que en un hotel.

La casa se compone de dos apartamentos privados separados con capacidad para cuatro personas con cocina, salón, baño, una habitación doble y otra de matrimonio, en los que se podrá disfrutar de plena libertad y descanso en un espacio lo suficientemente amplio para poder relajarse.

Calendario de disponibilidad :
  • Ocupado
  • Con plazas

Descripción de las habitaciones y/o alojamientos independientes :
La casa se compone de dos apartamentos privados separados con capacidad para cuatro personas con cocina, salón, baño, una habitación doble y otra de matrimonio, en los que se podrá disfrutar de plena libertad y descanso en un espacio lo suficientemente amplio para poder relajarse.

Sabemos que la intimidad es algo fundamental a la hora de pasar unos días libres, por lo que respetamos al máximo la privacidad de nuestros alojados para que puedan gozar de momentos únicos en familia o entre amigos.

Características y Servicios
Exterior:
Interior:
  • Calefacción Central
  • Lavadora
  • Televisión
Habitaciones:
  • Admite animales
  • Hidromasaje / Jacuzzi
Restauración:
  • Servicio propio de comida a domicilio

¿Dónde se encuentra?
Calle De Las Eras
19264 - Alboreca (Sigüenza)
Ampliar mapa


Entorno y Actividades
Descripción de las posibles actividades a realizar por los alrededores
Actividades en la naturaleza
Los paisajes y espacios naturales de la comarca constituyen una verdadera sorpresa para aquellas personas que los visitan por primera vez. Sus amplias superficies de espacios naturales hacen de ella uno de los territorios de Europa con mayor número de Parques Naturales, Parques Nacionales y Reservas Naturales. Su estratégica situación en el centro peninsular y su considerable extensión, la convierten en un compendio de ecosistemas.

El entorno natural de la zona ofrece escenarios sorprendentes y espectaculares donde podrás practicar turismo activo; toda una amplia oferta de actividades multiaventura te espera en la región: senderismo, cicloturismo, rutas ecuestres, piragüismo, micoturismo, escalada, puenting, descenso de aguas bravas, avistamiento de aves, o parapente… configurando un asombroso abanico de posibilidades a tu alcance.

Toda la región cuenta con monumentos naturales dignos de visitar para deleitarse como la Laguna de Somolinos. Este espacio natural presenta un alto valor paisajístico, y un gran interés científico y desde el punto de vista de la interpretación y educación ambiental. Se trata de una laguna cárstica de montaña, situada al pie de la Sierra de Pela, en las proximidades del nacimiento del río Bornova o del Manadero, teniendo su origen en el represamiento de este río por un dique de travertinos. La Laguna de Somolinos supone un enclave de gran variedad cromática y alto valor paisajístico, en el entorno de mayor aridez que presentan las laderas que cierran el valle en que se asienta. Aprovechando la visita, podemos pasar por los pueblos de Somolinos, Albendiego o Campisábalos, caracterizados por su hermosa arquitectura y los increíbles parajes que rodean estos pueblos.


Actividades culturales
El ámbito de El Chozo de la Calleja cuenta con innumerables y excepcionales muestras de patrimonio artístico y cultural que, en sus diversas categorías, constituye uno de los más importantes testimonios de la historia de toda la región. Recorriendo todos sus rincones, nos podemos encontrar desde ciudades medievales como Sigüenza hasta remotos pueblos de pintoresca belleza rural.

Toda la comarca se caracteriza por la arquitectura del Románico Rural, caracterizada por sus galerías porticadas, portadas con decoración mudéjar de estilo soriano y pequeñas iglesias de una sola nave. Encontramos magníficos ejemplos del románico rural en bellas y recónditas aldeas distribuidas a lo largo y ancho de la provincia, en especial en los alrededores de las importantes villas medievales de Atienza, Sigüenza, Carabias, Cincovillas, Albendiego o Imón (donde también se encuentran unas salinas romanas admirables). La arquitectura negra, que se puede contemplar en el Castillo de Galve de Sorbe, Campillo de Ranas, Umbralejo, Majaelrayo o Valverde de los Arroyos.

Son destacables las iglesias y catedralesde Sigüenza, Albendiego, Campinsábalos, Pinilla de Jadraque, Carabias, Saúca, Jodra del Pinar y Bujarrabal, del mismo modo que lo son los castillos de Atienza, Guijosa, la Riba de Santiuste y el Palacio de los Duques de Medinaceli en Cogolludo.

La Oficina de Turismo de Sigüenza ofrece visitas guiadas para visitar la ciudad medieval, la Casa del Doncel y la Catedral, entre otras.

Nada vincula a una tierra con su pasado tanto como los oficios artesanos, conservados generación tras generación. Por lo que es muy interesante conocer la artesanía del lugar, se puede visitar el taller de alfombras de Sigüenza, descubrir la cerámica de Pozancos y admirar los bordados de Jadraque o las pelerinas de Hiendelaencina.

Toda la comarca se caracteriza por ser una tierra rica en tradiciones y celebraciones populares. Son bien conocidas las fiestas populares de Sigüenza, donde tienen lugar a lo largo del año las fiestas de San Vicente en enero, los Carnavales en febrero, las Jornadas Medievales en julio, las de San Juan en junio y las Fiestas de San Roque en agosto. Otras destacables son las fiestas de la Botarga (en Valverde de los Arroyos), las Águedas den Cogollado, la Semana Santa viviente de Hiendelaencina o la Caballada de Atienza por Domingo de Pentecostés.


Actividades en tierra firme :
  • Cicloturismo / Mountain Bike
  • Pesca
  • Caza
  • Escalada
  • Espeleología
  • Senderismo / Trekking
  • Recogida de setas en Temporada
  • Rutas a caballo
Actividades aéreas :
  • Paseos en globo
  • Parapente / Ala Delta
Actividades acuáticas :
Qué ver, zonas de interés turístico
Ruta de la arquitectura dorada
Salinas árabes de Imón
El Pico del Ocejón
Palacios y castillos; por tierras de Guerreros hasta Medinaceli
Castillos de Atienza y La Riba de Santiuste
Castillo de Guijosa
Iglesia mozárabe de San Baudelio
Ruta del Cid Campeador hasta Berlanga de Duero
Palacio Ducal de Cogolludo
Yacimiento de Mamuts de Medinaceli

Entorno
Los paisajes de espectacular belleza, moteados de castillos de origen medieval, son uno de los mayores atractivos de la provincia de Guadalajara.

A tan sólo una hora y media de la provincia de Madrid, el entorno de la casa rural El Chozo de la Calleja permite descubrir la Alcarria como lo hizo Cela o conocer la particular arquitectura que caracteriza a los célebres Pueblos de la Arquitectura Negra. El contacto con la naturaleza, la cuidada gastronomía de la tierra y sus pequeños pueblos llenos de encanto, constituyen la entidad de la zona y de su gente.

Guadalajara es la provincia castellanomanchega situada más al Norte y de paisajes más hermosos, protegida por los sistemas Ibérico y Central que conforman un relieve escarpado que sólo se abre al suroeste, hacia las provincias de Madrid, con la que se une naturalmente por medio del Corredor del Henares.

Alboreca
Alboreca es un pequeño pueblo recogido en un valle, en el que viven todo el año unos diecisiete habitantes. Es el lugar perfecto para olvidarse del móvil, del trabajo y sobre todo, disfrutar sin ninguna culpa de relajarse.

En su característica arquitectura rural, nos encontramos con un caserío de tonos rojizos, superficies esgrafiadas, rejería de forja y muros de sillar, ocupando un lugar destacado la iglesia románica de una sola nave, dotada de un hermoso portal en arco semicircular.

El pueblo está rodeado de pequeños caminos por los que dar largos paseos. Por el camino que lleva al río nos encontramos con el lavadero del pueblo, un lugar donde el sonido del río y la quietud de las aguas del lavadero envuelven al visitante de serenidad.

A un kilómetro de Alboreca, podemos visitar el enclave prehistórico de las cuevas de Olmedillas, unas enormes grutas donde el tiempo parece deternerse y que sin duda, son de obligada visita.