Posada El Hidalgo

Escribe al propietario/a sin compromiso

Habitaciones o alquiler completo

1 casa , 6 habitaciones , 8 baños

Capacidad: de 17 a 17 personas.


Descripción del alojamiento

Núm. de Homologación: en tramite | Casa Rural

Situación del alojamiento: Céntrica | Cerca de la Playa: , y de la Montaña: | Acceso asfaltado:

Valdecilla (la localidad donde se encuentra el alojamiento) tiene 789 habitantes.

En un marco incomparable , un edificio singular ... Posada El Hidalgo enmarcada en un entorno único e incomparable como es EL Macizo de Peña Cabarga, y las Sierras del Alto Miera y El Alto Asón, y en el conjunto formado por la Iglesia de Santa María de Cudeyo del Siglo XVII y el crucero del Siglo XVI.

A una impecable y ejemplar recuperación de tan singular edificio, hay que unir el cuidado con que se ha decorado todo el conjunto con mobiliario de anticuario de los Siglos XVII a XX.

Seis habitaciones exclusivas, que a buen seguro colmarán las expectativas de los viajeros más exigentes que visiten Posada El Hidalgo.

Pero si el entorno y las instalaciones son únicas, la ubicación es inmejorable, cercana a las mejores playas de la comunidad, Somo, Loredo, Langre, Galizano. A excasos quince minutos de la ciudad de Santander con todo su glamour y cosmopolitanismo.

En resumen: Posada el hidalgo... Un sin fin de posibilidades...
Calendario de disponibilidad :
  • Ocupado
  • Con plazas


Características y Servicios
Exterior:
  • Aparcamiento propio
  • Jardín
  • Muebles de jardín
  • Terraza
Interior:
  • Biblioteca
  • Calefacción Central
  • Wifi Internet
  • Televisión
Habitaciones:
  • Baño en la Habitación
  • Cuna disponible
  • Hidromasaje / Jacuzzi
  • TV en la habitación
Restauración:
  • Bar-Restaurante
  • Servicio propio de comida a domicilio

Otros servicios
WIFI
¿Dónde se encuentra?
Plz. Santa Mª de Cudeyo 22
39724 - Valdecilla (Medio Cudeyo)
Ampliar mapa


Entorno y Actividades
Descripción de las posibles actividades a realizar por los alrededores
Campos de Golf en Cantabria: Ramón Sota, Rovacías, Marina Nestares, Abra del Pas, Real club de Pedreña, Mataleñas Santander

Cabárceno: La posada se encuentra muy cerca de Cabárceno

Altamira

Santillana

Guggenheim

Santander

El Soplao

Playas: Santander, Laredo, Castro, Somo, Loredo, Suances, Comillas


Actividades en tierra firme :
  • Cicloturismo / Mountain Bike
  • Senderismo / Trekking
  • Golf
Actividades aéreas :
  • Parapente / Ala Delta
Actividades acuáticas :
  • Barranquismo
  • Vela
Qué ver, zonas de interés turístico
La costa de Tramiera, se suele denominar como costa de Trasmiera al tramo del litoral cantábrico comprendido entre Somo y Santoña y, precisamente, iniciaremos nuestra ruta desde esa primera localidad, situada frente a la bahía de Santander. Desde la capital se puede llegar a Somo cruzando la bahía en las embarcaciones que salen de palacete del Embarcadero y llegan hasta El Puntal, la playa de Somo. La travesía no es muy larga (15 minutos), pero, evidentemente, quienes se dispongan a emprender el itinerario que proponemos necesitarán un vehículo, por lo que deberán dar un pequeño rodeo.

Poco antes de Somo se halla la localidad de Pedreña, un pueblo de gente pescadora, algo que se refleja en las numerosas tabernas que ofrecen suculentos pescados y mariscos y en las llamadas «pedreñeras», mujeres que cuando baja la marea acuden a la orilla a recoger almejas. Aquí se halla el magnífico Real Club de Golf, donde se formó Severiano Ballesteros, pero que muchos años antes ya había hecho las delicias de Alfonso XIII.

Un largo puente que cruza el Miera nos permite acceder a Somo y a su playa de El Puntal, una larga extensión de arena situada justo enfrente del palacio de la Magdalena. Es éste un pueblo eminentemente turístico y residencial, pero en sus calles todavía se pueden encontrar numerosos talleres artesanos de cerámica que desde siempre han gozado de excelente reputación.

A partir de Somo, la costa empieza a ofrecernos su lado más agreste, casi salvaje en ocasiones, y, rodeados de un paisaje excepcional, en el que sobresalen los sorprendentes pastizales verdes, podremos contemplar espectaculares acantilados entre los que se acomodan cautivadoras playas solitarias.


La villa marinera por excelencia.

Además de ser uno de los puertos más activos de la cornisa cantábrica, Santoña, resguardada en una hermosa Bahía, ofrece al visitante un espléndido paisaje costero, con magníficas playas, espectaculares acantilados, el protector perfil del monte Buciero, las marismas antes mencionadas y un grato ambiente marinero.

Desde que los romanos construyeran aquí un puerto, toda la historia de la villa está relacionada con el mar. Su privilegiada situación geográfica la convirtió en un enclave muy codiciado durante distintos acontecimientos bélicos, como por ejemplo la Guerra de la Independencia, y de ello dan fe las varias fortificaciones que surgen junto al mar.

Su vocación marinera se ve refrendada por los insignes navegantes que nacieron en sus calles, entre los que cabe mencionar a Juan de la Cosa, que viajó con Colón en el descubrimiento de América y que, en el siglo XVI, confeccionó el mapamundi más preciso de la época.

En la actualidad, el puerto, dedicado exclusivamente a la pesca comercial, es la base de una de las más importantes industrias conserveras. Evidentemente, el genuino ambiente del puerto hará las delicias del visitante.

El monumento más importante de la ciudad es la iglesia de Santa María del Puerto, de estilo gótico (siglo XIII) con añadidos de los siglos XVI y XVII. Su escultura monumental esconde en su interior una hermosa pila bautismal, así como algunos valiosos retablos, sobre todo el de San Bartolomé, notable ejemplo de arte flamenco, o el plateresco del siglo XIX. Merecen atención la Virgen del Barco y el órgano del coro.

Un paseo por las dos playas de Santoña siempre resulta interesante, ya que ofrecen numerosos atractivos. Veremos el fuerte de San Martín, en la playa del mismo nombre, y que junto al de San Carlos y El Mazo forma un trío de estupendos miradores sobre la bahía.

A la altura de esta playa, en el paseo marítimo, se halla el monumento dedicado a Juan de la Cosa. La otra playa, la de Berria, presenta algunas interesantes dunas. El monte Buciero, que emerge de las profundidades del mar, es un lugar excelente para practicar el senderismo y disfrutar de un paisaje maravilloso. En las laderas de la escarpada roca, donde se ha encontrado la cueva prehistórica del Perro, se encuentran dos hermosos faros (del Caballo y del Pescador).

En el casco urbano, el visitante encontrará dos construcciones de notable interés, los palacios de Chiloeches y de los Duques de Santoña.

No podemos abandonar Santoña, sin hacer una pequeña referencia al popular carnaval marinero.